Historia

La empresa nace en 1945, a finales de la segunda guerra mundial, cuando dos hermanos, antiguos
jefes de obra de CMC, deciden abrir una actividad propia junto a un hermano financiador. La
CICOGNANI CONSTRUZIONI s.n.c. se constituye en 1946 e inicia actividades en el ámbito de la
reconstrucción de edificios, a través de fondos asignados por UNRRA y por el plan Marshall.
Durante el conflicto bélico uno de los dos hermanos participó de forma activa en la lucha
partidista, salvando la vida a más de un soldado, gracias a quienes la empresa fue presentada en el
plan de financiamiento. La empresa trabaja principalmente con privados en áreas rurales. El
mercado era muy local. A finales de los años 50 entre los dos hermanos nace un desacuerdo, por
lo que el hermano mayor divide en dos el mercado de referencia y acapara el área inmobiliaria y
las costas. En 1959 este último crea una empresa individual con sus dos hijos. En aquellos años, el
boom de riveras pare darle la razón al hermano mayor, mientras que el otro continua con trabajos
de mantenimiento de edificios públicos y privados. En 1978 a esta empresa comienza a entrar
también la segunda generación. El primer cambio es el de buscar presentarse a la clientela de
Ravena, a los profesionistas, a la nueva clase dirigente, manteniéndose siempre unidos a una
óptica de restauración existente más que a las nuevas construcciones. Contemporáneamente a
finales de los años 70 se abre un canal enfocado a las labores de cementerios, dando un
acercamiento distinto a la proyección, unido al uso de mobiliario funerario. En 1983, durante una
de las crisis cíclicas del mercado inmobiliario, la filial de la empresa enfocada a las costas cierra. En
el mismo periodo, 1985 a 1987, se lleva a cabo la apertura al mercado de la clase rica, llevando al
sector de la restauración la especialización de la empresa, preparando a un grupo de trabajadores
aun unidos a la tradición del trabajo a regla de arte. En el inter, continúa también la expansión en
el sector del mantenimiento industrial y hospitalario, se obtienen trabajos como los on-shore ENI,
hasta obtener en 1988 la calificación que nos permite trabajar en los establecimientos
petroquímicos ENI.

En 1987 en el pasaje de la dimensión artesanal a la industrial se decide construir un consorcio
vertical que mete en juego a varios especialistas (albañiles, electricistas, hidráulicos), con una
visión totalmente contraria para la época, porque los consorcios se organizaban de manera
horizontal.

La empresa atraviesa indemne el periodo de crisis italiana del 92 que golpea fuertemente a todas
las empresas unidas a la esfera política. Aunque la empresa no haya estado unida políticamente,
se encuentra al deber de enfrentar una ralentización que impacta a todo el sector, especialmente
en el mercado público. El punto de referencia vuelve a ser principalmente con restauraciones
privadas, y en el ámbito público con Facility Management, utilizando siempre la estructura vertical
del consorcio.
En 1987 se funda el consorcio EDILTECNICA GLOBAL SERVICE. La clientela tiene un rango que varía
del sector privado al industrial.

En 1996 EDILTECNICA se lanza a la creación de un software para la gestión programada del
mantenimiento, que se asocia a los trabajos de mantenimiento la posibilidad de
georreferenciarlos. Gracias a esto, la sociedad es premiada, con la notoriedad adquirida Hera
comienza a demostrar su interés. Para agilizar el desarrollo en este campo, se incluye a nuevos
socios y la presencia originaria se diluye para dar espacio a una sociedad que brilla con luz propia.
En 1991 inician tratos con el arzobispado, gracias a quien se comienza a trabajar en el ámbito de la
restauración de iglesias, seminarios y lugares de culto en general. Junto a las obras hechas para el
jubileo, como el complejo de San Apolinar Nuevo, se llevan a cabo en paralelo, los trabajos de
restauración del muro de la Rocca de Riolo Terme, en colaboración con un equipo de arqueólogos,
gracias a quienes se logra patrocinar excavaciones en Oman, que se completan junto a la
Universidad de Boloña, departamento de Bienes Culturales con sede en Ravena.
Durante todo el primer decenio del 2000, la empresa trabaja en el área del desarrollo y renovación
de depósitos de grano, también portuarios, del Consorcio Agrario, utilizando tecnología de los
sectores de infraestructura y mecanización a la vanguardia traídas desde los Estados Unidos.
Del desmantelamiento de los almacenes de grano obsoletos del Consorcio Agrario, nace una
actividad inmobiliaria centrada exclusivamente en el desarrollo de lofts, tipología de habitación
innovadora, que también toma su inspiración de los Estados Unidos y prevé la recuperación y
reutilización con fines habitacionales de espacios industriales en desuso. La actividad inmobiliaria
se suspende antes de la explosión de la GFC.
En estos años se realiza el importante trabajo de restauración del Complejo Monumental de los
Claustros Franciscanos, que se convertirán en el noveno monumento inscrito a la lista de
patrimonio de la UNESCO.
A finales de 2008, con la enorme crisis económica que atraviesan todos los sectores de la
construcción, todas las empresas socias se redimensionan, disminuyendo a su personal,
EDILTECNICA sin embargo, se mantiene en pie gracias a su estructura de consorcio. Se evito así
recorrer al mito de la facturación, eligiendo ser guiados por el régimen de sostenibilidad de la
gestión económica del mercado. Anticipando los cambios, Ediltecnica se empeña a realizar
investigación, en colaboración con las Universidades, en particular con el R&D, asumiendo a
becarios para internados e investigaciones de tesis, y trabajando con el CNR y la ENEA para fundar
los laboratorios CERTIMAC.
En 2009 emprende un proceso de internacionalización, volteando la mirada a Australia, Argelia,
Cuba, Mozambique, Armenia, Georgia, Bulgaria. En esta ocasión comienza tratos con el IILA,
ASSORESTAURO, ICE, ISTEC, Laboratorio de Química de Trieste.
Una de las actitudes mayormente desarrolladas por EDILTECNICA es la de saber desarrollar
estrategias que permitan aplicar una especialización en distintos sectores con gran facilidad. Es así
que, de la fuerte especialización en la restauración artística, la técnica de los restauradores,
acostumbrados a intervenir en objetos antiguos, se pudo trabajar también sobre elementos
modernos y de lujo, exigiendo trabajos de acabados de altísimo nivel. En el nivel ingenieril,
EDILTECNICA se está perfeccionando aún en perforaciones e inyecciones, manteniendo un puesto
de protagonista en las adecuaciones sísmicas de los edificios históricos cuidando siempre con
cumplir con las normativas vigentes. EDILTECNICA es parte del grupo que ha redactado las
primeras normas del Heritage Building Protocol de GBC. La extrema especialización en
restauración, aplicada en modo transversal a otro sector, el de las nuevas construcciones, lleva a
Ediltecnica a actuar con facilidad en intervenciones de adecuación sísmica sobre elementos
nuevos y, por ello, a ser competitiva en el territorio de Las Marcas, Emilia Romagna y Véneto.